Si tienes un bar, un local donde encontrar buen ambiente, tapas, estar un rato agusto y quieres que aparezca en la red... tener un espacio donde publicitar tus tapas y tener más de "500 visitas diarias" solo tienes que avisarnos para así poder salir en TapeoPorGranada .


domingo, marzo 29, 2015

Queridos amigos. 

Recordar que para un mejor uso del mapa final, es conveniente ampliar y buscar el sitio deseado.


Tapeando en el Barrio Figares, esta vez en el EntreTelas

Estamos en plena Semana Santa (hoy es Domingo de Ramos) y por eso estos días os vamos a deja con dos nuevos sitios... para que toda la gente que nos visita y todos los granadinos puedan optar por otros sitios en el caso de no encontrar hueco en su bar favorito.

Uno de nuestros sitios preferidos en la zona de Alhamar, en el Barrio Figares y un claro ejemplo de que no todo es tapeo cuando salimos de tapas y que el ambiente y la atención son un complemento igual de importante.



Estamos hablando del EntreTelas, un local situado en la calle y al que hemos ido bastantes veces, si bien no lo teníamos convenientemente actualizado. Esto se nota en la profusión de fotos que se pueden encontrar en esta crónica, las últimas de hace tan solo una semana.



Si queremos encontrar el EntreTelas hemos de acudir a la calle calle la calle Mulhacen, haciendo esquina con la calle Martín Bohorquez, en uno de los laterales de Alhamar, justo enfrente la Taberna Belmonte y muy cerca de otras alternativas como El GüajareñoRa & Go,  Britannia La rama de OroLa Fonda, Casa Alfonso, El SacacorchosLa PatronaLa Taberna Granaina, el Bocao .




Nuestra última visita dada de la noche del viernes y mirando donde podíamos ir, decidimos tomar algo en EntreTelas.

Y es que como ya hemos dicho, no todo son las tapas. Al entrar nos encontramos con un local amplio con una barra en forma de "L" y unas mesas altas junto a una barra pequeña alrededor de todo el bar, contando además en verano con una hermosa terraza.

Nos recibe música ochentera al volumen justo mientras un grupo de personas tapea en la barra y dos parejas lo hacen en las mesas.



No hay mucha decoración pero tampoco lo requiere... unas flores, unas pinceladas algo barrocas en detalles y una gran tela... EntreTelas.

Nos pedimos dos cervezas que nos sirven en copa, un detalle que a mi siempre me resulta de agradecer. Las tapas, y es quizás el mayor pero que se le puede poner, no es que no sean a elegir, sino que casi siempre son las mismas, por lo que si uno es asiduo terminan siendo algo monótonas. Están muy buenas... pero si cambiaran tendrían más éxito.



Para estas dos primeras cervezas unas cuñas de tortilla acompañadas por un tomate cortado en rodajas y aliñado... buena mezcla que si bien no es muy abundante, tiene gran sabor.


La terraza ya está funcionando a medio gas, lo que hace que el ritmo sea más intenso.

Nos pedimos en ese momento una segunda ronda, que esta vez viene acompañada de unas croquetas igualmente con tomate aliñado como compañero de plato.





No muy grandes, pero a nuestro gusto, y siendo la hora que era, tampoco lo precisan.

Además hay una carta con raciones para pedir, por lo que optamos por elegir un plato de huevos rotos con patatas. La foto la tenéis a los pies del texto.



El problema es que con el plato dimos cuenta de la cerveza, por lo que volvimos a pedir otra ronda, que en esta ocasión vino acompañada con revuelto de setas con huevos, y nos llamó la atención porque no en todos los sitios ponen tapa cuando uno ya ha pedido alguna ración o plato... punto a su favor.

El precio de cada consumición es de 2 euros y el del plato de huevos revueltos, si la mente no me juega una mala pasada era de 8 euros.





Somos clientes del lugar, todo hay que decirlo, si bien el hecho de que las tapas sean las mismas hace que no vayamos todo lo que podría ser.

No obstante y dejando claro que tenemos un poco de debilidad, se trata de un sitio interesante que probar, eso sí, no apto para lo que vayan buscando tapas de proporciones generosas.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

Y para concluir, os dejamos con algunas de las fotos que ya teníamos de anteriores visitas y de las tapas que hemos podido probar






viernes, marzo 27, 2015

Así son las tapas que hay junto al ayuntamiento, en El Patio Andaluz

Esta semana se inicia una de las épocas en las que la ciudad se dispone a recibir a un mayor número de visitantes. El Domingo de Ramos es el primer día que llega con las procesiones en la calle y ¿qué mejor que acompañar las visitas a la ciudad, con el buen tiempo que pronostican y unas tapas?



Nos han preguntado ultimamente en el hiperactivo grupo de Facebook por donde tapear en la zona del centro de la ciudad, en los alrededores del Ayuntamiento y en este sentido puede venir bien la crónica de esta semana.



Se trata del bar El Patio Andaluz, un rincón lleno de tipismo, donde tópicos y matices conviven en armonía y el cual pudimos visitar el miércoles.



Un local situado en los alrededores de la Plaza del Carmen, más exactamente en la calle Escudo del Carmen y muy cerca de otros locales que ya hemos podido visitar como La Corrala del CarbónLa Taberna de GamboaCisco y TierraSanto y Seña o El Mentidero entre otros. 




Eso sí, hay que tener en cuenta que en Semana Santa el acceso a muchos de estos bares es algo dificultoso, pues aparte de la gran afluencia de gente, se encuentra en el centro neurálgico de la carrera oficial de la gran mayoría de cofradías.



Nosotros llegamos y fuimos los dos únicos clientes a excepción de una señora que llegó y se tomo una cerveza.



Lo primero que llama la atención al llegar es la decoración del local, con fotos por doquier, todas relacionadas con la cultura andaluza, algunas mesas bajas cubiertas con manteles de lunares y elementos curiosos que aderezaban el color blanco de las paredes encaladas.





Una mesa con forma de "L" y un pequeño salón apartado con mesas a la derecha, ejercen de oposición a una cocina abierta al público situado en el lado contrario del local, dominado todo por multitud de botellas de vino y una tele que pone el ambiente con música (o la propia radio) de fondo.



Dos cervezas fue lo que pedimos en una primera ronda, con unas tapas que no son a elegir y que esperamos mientras observábamos la carta de precios, ya fuesen raciones, platos o vinos.





Mientras la tele sonaba de fondo, con la tragedia el Airbus A320 como protagonista, nos sirvieron la primera tapa, un plato de migas de pan aderezado con tropezones (longaniza y panceta) y adornada con unas aceitunas montadas sobre tocino y dos rodajas de naranja.



Curioso el elemento de añadir la naranja, pues aunque no la probamos y era más bien elemento decorativo, le daba un aspecto curioso al plato.





Si hace unos días probamos unas migas de pan en la cercana Taberna Gamboa a las que les faltaba estar más trabajadas, en esta ocasión el sabor y la finalización estaba mucho más lograda.

Estábamos tirando fotos y entre todas ellas nos encontramos con un viejo o quizás añejo, reloj, calendario, que nos hizo viajar en el tiempo a los años 70... y era curiosa la presencia de un elemento así junto a una pantalla tipo LED.



En esas teníamos ocupada la mente cuando el cocinero, que dado que éramos los únicos clientes, hizo de camarero y tras preguntar si deseábamos algo más, nos sirvió dos nuevas cervezas.

Esta vez se repetía la pregunta... ¿cual sería la tapa?

Otro clásico de los bares de granada... carne en salsa con patatas, buen aspecto, tamañao apropiado... pero en lo que respecta a la carne dejaba algo que desear. Buen sabor pero una textura, una calidad que a nosotros no nos terminó de convencer.



Igual que las migas estaban buenas, la carne desde nuestro punto de vista no era una tapa que resultase apetecible en demasía.





Terminamos nuestra segunda ronda y decidimos abandonar el local tras pagar la cuenta, pues aunque gusta la tranquilidad, ver que eres el único cliente en un bar no es una experiencia que a nosotros nos agrade demasiado (ese día muchos de los locales que vimos tenían ese aspecto). El precio lo normal en muchos sitios, 2 euros por consumición, total 8 euros.


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, marzo 20, 2015

Sabores de Japón, probamos el nuevo Masae



De nuevo puntuales con todos vosotros y en esta ocasión lo hacemos no con un pan bajo el brazo, sino con un local altamente demandado por muchos de vosotros y que hace muy poco a reabierto sus puertas con nueva ubicación y estilo, pero manteniendo la gestión y el buen hacer que ya tenía.




Se trata del Masae, que se muda del Callejón de Arenas a la calle General Narvaez y como algunos habéis preguntado en el grupo de Facebook donde está la citada calle, vamos a intentar dejarlo claro.


En Recogidas, una de sus perpendiculares, bajo el Palacio de los Patos, en forma de curva y junto a un garaje con varias plantas. No tiene perdida, pues además es una zona que cuenta con una amplia oferta gastronómica para todo tipo de gustos, estilos, edades y como no, bolsillos. Cerca del Masae sitios como El Rincón de Rodri, Cacaos Bar, El Guiño o El Quinteto, sirven para conocer el buen hacer del tapeo en Granada.


Pero volviendo al Masae... no se trata de un bar de tapas, como suelen protagonizar nuestras crónicas, sino un restaurante en el que además se puede tapear.

Cierto es que la barra ahora es más pequeña y la separación mesas barra, a diferencia del antiguo local es inexistente, pero una cerveza antes de comer... a eso uno no se puede resistir.


Y eso hicimos al llegar... pedir tres cervezas que al final terminamos tomando en la mesa. Mientras esperábamos la tapa (suelen ser las mismas que los platos de cocina) íbamos dando cuenta del cambio de estilo.


Esta vez la tapa la componían los ya conocidos por muchos rollitos de hojaldre rellenos de york y queso, si bien antes y para la espera nos habían obsequiado con unas aceitunas.


Han puesto mucho más mimo en un local que ahora tiene un tamaño más reducido y ofrece un aspecto más acogedor y más intimo. De hecho la frialdad del anterior local ahora es historia gracias a una decoración donde la madera se ve y se huele, con tonos verdes suaves y motivos orientales dominando los rincones.




Además, un elemento permanece inalterable, pues como en el anterior local encontramos una pantalla que luce continuadamente motivos, imágenes y música de corte oriental.


Una barra con forma de "U" ejerce de anfitriona ante un grupo de mesas a las que como única pega podemos decir que encontramos demasiado pegadas.


Pero vamos a entrar en faena... y es que a la hora de disfrutar de la cocina japonesa, esta Masae renovado ofrece casi la misma carta con excepción de un menú diario por 12 euros, un menú degustación por 23,85 euros y cuatro nuevos platos en la carta.




Estas novedades son Hiyayyako (ensalada de tofu), Agedashi tofu (tofu frito con salsa de isuyu), Dashi Maki Tamago (tortilla estilo japonés) y Sashimi de aguacate.

Por lo demás la carta conserva estilo, platos y precios, por lo que más o menos sabíamos cuales iban a ser nuestras elecciones. Tres platos para compartir y así poder probar un poco de todo. 


Y estando en un japonés, el sushi tenía que aparecer y lo hizo en el primer plato. Un entrante de sushi variado que como se puede apreciar en las fotos, tenía un aspecto delicioso. 





Además, para acompañar el sushi, un pequeño cuenco de sopa de miso que con los fríos que teníamos hacía sentir al cuerpo bastante bien.


Mientras dábamos cuenta del sushi la gente no paraba de entrar y eso que habíamos elegido el martes por aquello de que sería un día más tranquilo.




Hablando y peleando con los palillos, unos más que otros y nos traen el segundo de los platos: okonomiyaki.


Es una especie de masa/tortilla que puede ir rellena de distintos ingredientes (carne, marisco, verduras). En nuestro caso lo pedimos mixto y pese a tener un muy buen sabor si que encontramos que presentaba un tamaño menor que el que ya habíamos probado en el antiguo Masae, así como un aspecto menos jugoso. Ojo, no estaba mal, pero tenía mejor recuerdo.


Y como nota curiosa, ese movimiento que cual hojas de mariposa se puede apreciar en el vídeo...




Y así llegamos al tercero de los platos, momento que también aprovechamos para volver a pedir otra ronda de bebidas. 



Esta vez eran fideos yasukoba, que aderezados con carne y verduras fueron la mejor mezcla que probamos a lo largo de la jornada. Las imágenes no hacen honor al buen sabor que tenían.


En ese momento llegamos al final de nuestra experiencia nipona y la verdad es que nos ha gustado y nos ha causado una grata impresión. El total a pagar, 45 euros, un precio que si bien no es que sea barato, no resulta caro viendo la calidad, atención, ambiente y sobre todo el tipo de comida que pudimos saborear. Seguro que volveremos.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.
 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.