Si tienes un bar, un local donde encontrar buen ambiente, tapas, estar un rato agusto y quieres que aparezca en la red... tener un espacio donde publicitar tus tapas y tener más de "500 visitas diarias" solo tienes que avisarnos para así poder salir en TapeoPorGranada .


viernes, septiembre 12, 2014

Volvemos tras el verano y probamos las tapas de Graná al Dente


De nuevo estamos de vuelta tras el verano, un descanso necesario para regresar con las pilas bien cargadas y esperando descubrir sitios nuevos, con unos locales que cierran sus puertas y otros de nueva apertura dispuestos a recibir a nuevos clientes.


Para esta ocasión y aprovechando que aún hace buen tiempo hemos pensado en aprovechar las noches del todavía presente verano para disfrutar del tapeo en una terraza y que mejor zona en este sentido que los alrededores del Palacio de Deportes. Unas calles en las que podemos encontrar alternativas múltiples y variadas para todos los gustos y bolsillos. Sirvan como ejemplo A Kal MañoEl Museo de la TapaLos Diamantes,  Rhin Barril o algo más apartados Molinero, La Almudena o el bar Prados


En esta ocasión acudimos a un local recomendado por dos amigos del grupo de Facebook como son Josu y Olivia. Se trata de Graná al Dente (sí, porque para un granadino no es Granada, sino Graná) un local en el que hemos probado sus tapas pero en el que nos han recomendado igualmente probar alguno de sus platos, sobre todo el tratar de atún, que me han afirmando es delicioso.


Graná al Dente está situado en la calle Torre de los Hidalgos  y al acercarnos encontramos como una chica repartía ofertas para la primera ronda. Había baloncesto y eso marcaba el que muchas terrazas estuviesen con poca gente, pese a que había televisores para poder ver el partido.


Solo tres mesas ocupadas al llegar y el chico que nos vió acercarnos con el papel ya nos preguntó que íbamos a tomar. Gran atención y simpatía nada más llegar. Pedimos dos cervezas que no tardaron nada en servirnos. Mientras esperábamos las dos tapas que correspondían con esta primera ronda, las mesas poco a poco iban ocupándose por gente.

No eran tapas a elegir,  por lo que teníamos la duda de que podían servirnos. Y en esas estábamos cuando el camarero atento nos trajo dos platos, uno de carne con patatas de un tamaño considerable y otro de ensalada de pimientos y salmón.


Ambos de gran sabor y eso que en el caso de la ensalada, el salmón no es mi sabor favorito, pero la mezcla de texturas y sabores la hacía muy apetitosa. Son las fotos que podéis ver bajo estas líneas. Además, el camarero con todas las tapas que nos servía, preguntaba si estaban a nuestro gusto y que nos habían parecido.






En esas circunstancias no paraba de llegar gente a ocupar las mesas de la terraza. El interior, ocupado en la mayoría por una barra, ofrecía un pequeño espacio para las mesas, si bien el mayor atractivo reside como decimos, en la terraza.


Volvimos a pedir dos cervezas, servidas como las anteriores en copa y con el gran sabor que nos habían dejado las dos primeras tapas quedamos a la espera de conocer la segunda.


Esta vez un plato de lasañas casera, muy peor que muy apetitosa. De las mejores que he probado en tiempo, tanto el sabor, como el tamaño de la tapa la hacían ser más que recomendable. Teníamos la intención de pedir algo más, por ejemplo el tratar de atún, pero la lasaña hizo que saciásemos el hambre.


Llegó así el momento de pedir la cuenta y teniendo en cuenta el tamaño de las cervezas y que era terraza era todo incógnita. Al final una cuenta muy sencilla, 8 euros por las cuatro consumiciones, a 2 euros por cada una de las cañas.

Un sitio al que seguro volveremos y que destaca sobre todo por el sabor de sus tapas y por la gran atención.



No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.

También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

miércoles, julio 30, 2014

Antes de la pausa de agosto, hemos ido a probar la cocina de El Quinteto... ¿Quieres saber que tal nos fue?



Último artículo antes de iniciar una pausa en agosto pero no por no tener una presencia semanal vamos a dejar de indagar en nuevos lugares en los que tapear así como de seguir dando consejos en nuestra sección semanal en La Voz de Granada.



Para este post pre descanso hemos vuelto a hacer caso y hemos seguido vuestros consejos en las redes sociales, más concretamente del grupo de Facebook así como de algún mensaje directo en Twitter. De esta forma conocimos la existencia del Gastrobar El Quinteto y allí que encaminamos nuestros pasos para probar las tapas en una agradable noche de viernes.





Llegamos por la noche, a eso de las 10, pues antes se hace difícil salir por Granada debido a las altas temperaturas que nos acompañan. El Quintento es un establecimiento de reciente apertura situado en la calle Solarillo de Gracia, ocupando el lugar de una antigua pizzería y más tarde del bar Granada Fusión. Cierra los domingos y en caso de encontrarlo lleno tenemos otras interesantes alternativas cerca como son el ChantarelaPacurriPöeOmkalsumLa Bodega de AntonioCacao's BarEl Rincón de Rodri La Goma.


Ver mapa más grande

A la hora de entrar solo una mesa libre pero poco a poco el local se fue llenando hasta el punto de que todas las mesas se encontraban ocupadas.



Un local amplio, marcado por una columna central muy amplio con mesas altas y bajas en las que poder desde tapear a probar alguno de sus platos o pinchos, algo a lo que ellos llaman "jugosidades". Al mismo tiempo encontramos una amplia carta de vinos, si bien como ocurre en otros locales, los precios son demasiado elevados (como ejemplo una botella de Glárima, 7 euros en tienda, 17 en local) y comida apta para vegetarianos y celiacos.





Una decoración cuidada y moderna que transmitía limpieza, con la cocina al fondo dejando las mismas sensaciones. Mientras la música, gran banda sonora vía Spotify, servía de compañera para nuestra primera ronda.



Dos cañas y dos tapas que como nos habían comentado no son a elegir. Para los amantes del tapeo cuantioso tenemos que comentar que este no sea quizás el sitio más apropiado, pero si lo es si buscamos buen sabor y mejor presentación.



En esta primera ronda dos pequeños cubiletes de una ensaladilla a base de atún, maiz, pimientos, garbanzos... fresca, algo que siempre viene bien en esta época.





Poco a poco el lugar se fue llenando y nosotros pedimos una segunda ronda, con dos nuevas cañas que esta vez vinieron acompañadas por los triángulos de marisco que podéis ver en las fotos ¿Qué os parece por ahora?







A la vez que hacíamos fotos leíamos las variedades de la carta pensando en que pedir... de nuevo dos cañas porque no nos decidíamos, las cuales vinieron acompañadas de dos gambas en gabardina sobre una base de puré de patata.







En ese momento y con estas terceras cervezas a medio consumir optamos por pedir dos de las jugosidades de la carta. Se trataba de una hamburguesita de buey y solomillo de jabalí con salsa de mostaza y grosellas.







Viniendo ambas servidas sobre pizarra, ofrecían un gran aspecto. A la hora de pedir, nos preguntaron como queríamos la hamburguesita de hecha, un detalle a tener en cuenta.



El sabor de ambos platos estaba casi al mismo nivel de la presentación, muy bueno, al igual que el servicio, rápido, atento y eficaz.





Al terminar con estas dos delicia llegó la hora de marchar y abonar la cuenta, pero no lo haremos sin comentar dos pequeños detalles que no nos gustaron.

El primero es un gesto que en muchos locales se suele dar con demasiada asiduidad y no es otro que retirar platos y vasos antes de tiempo. En nuestro caso con todavía cerveza y algunas patatas, los platos nos fueron retirados sin haber si quiera pedido la cuenta y existiendo mesas libres.

El segundo, quizás algo personal se debía a que dos de las mesas vecinas fueron invitadas a chupitos tras haber disfrutado de un menú similar al nuestro, algo que celebraron de forma generosa y que se pudo percibir en todo el bar. Creemos que queda feo que se invite a unos clientes sí y a otros no, y no sirven que se trate de conocidos. Es profesionalidad en el trato y si se hace, que sea discreto... son pequeños detalles a tener en cuenta.

Por lo demás la experiencia fue muy buena y puede ser que repitamos en otra ocasión. El precio del total fue de 19,80 euros, 9 euros los dos platos y cada caña a 1,80 euros.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, julio 25, 2014

El Rincón de Mario, otra terraza más para tapear en la ciudad



Se acerca el mes de agosto, mes vacacional por excelencia para muchos de nuestros lectores y desde DeTapeoPorGranada vamos a coger unos necesarios días para volver con aires renovados.


¿Qué son esas caras serias? De aquí a esa pequeña pausa aún quedan dos entregas y para esta primera vamos a añadir una nueva terraza a nuestro ya amplio elenco de locales de la ciudad donde poder tapear bajo le cielo estrellado en las noches de verano.

Acudimos a la calle Poeta Manuel de Gongora, a probar las tapas de El Rincón de Mario, un local de reciente apertura y que antes ocupaba el bar Alminares. Si vamos y no encontramos hueco podemos optar por oras alternativas de la zona como son el  MetropolitanRestaurante Vegetariano Raíces,  SabaniegoLa MarimbaPastrana 10Las Delicias  o EntreVinos o El Caracol Sibarita.


Ver mapa más grande

  Llegamos con la caída de la noche y encontramos dos mesas libres, siendo atendidos de forma inmediata. En el interior del local nada especial que destacar, pues ofrece una decoración poco cuida, algunos dirían que incluso algo rancia, en la que la barra de aluminio y los azulejos eran dominantes.

En las mesas una carta con las tapas, a elegir, un factor a destacar, y otra con los bocadillos disponibles. ¿No hemos dicho que se trata de un bar tradicional y familiar?



De entrada pedimos dos cañas (existe la posibilidad de pedir tubo) y como tapa a elegir, dado que aún hacia calor, algo fresco, como eran dos conchas de ensaladilla rusa.



Como se ve en las fotos, ni el tamaño de la caña ni de la tapa era "excesivo" y el sabor de la ensaladilla coronada por un colín y servida en cazuelitas individuales no era destacable.



Una gran atención si que había, tanto con nosotros como con las mesas colindantes, por lo que decidimos pedir otra ronda, con dos nuevas cañas.




Esta vez pedimos de tapa chirozo al infierno (muy buena la descripción de  Jose María Valiente en el grupo de Facebook "deconstrucción de músculo y tocino especiados con pimiento desecado flambeado") y magreta. Aunque el chorizo al infierno resulta una tapa muy visual, estaba más apetitosa la magreta, acompañada por patatas fritas y unas hojas de lechuga.




No había más ganas de seguir tapeando despueés de dar buena cuenta de esta ronda, por lo que decidimos abonar la cuenta y marchar.

Un tota lde 6,80 euros, a 1,70 euros cada una de las cañas para una nueva terraza que si por algo destacaba era por la tranquilidad, al estar situada en una calle peatonal y rodeada de jardines.



No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.



También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

viernes, julio 11, 2014

Las tapas de La Almudena en el Zaidín



Esta semana volvemos a tapear a uno de los barrios más populares y populosos de la ciudad de Granada como es el Zaidín. 

Un barrio con gran actividad comercial, generan un gran ambiente que repercute en la presencia de múltiples bares y restaurantes que se extienden a lo largo y ancho de sus calles.


Esta vez y siguiendo el consejo de Nino de La Voz de Granada o de Iván, hemos ido a probar las tapas de La Almudena, un bar situado en la calle Poeta Gracian, entre la Avenida de Dilar y la calle Pintor Ruíz Maldonado y que se encuentra casi puerta con puerta con otros clásicos de la zona como son el Molinero o el bar Prados, así como también está cerca de los bares de la zona del Palacio de Deportes.


Ver mapa más grande

Eran las 9 y media de una calurosa noche de verano y tras una caminata desde el centro de la ciudad buscábamos una mesa libre en la terraza que tienen situada en la plaza.

En el interior, una terraza cubierta, a modo de salón, que aunque interesante para los días de más frío, no nos terminaba de atraer para las noches de verano.


Una sola mesa libre que hicimos nuestra y es que todas estaban ocupadas, algo que nos hizo temer por la espera, pues solo dos camareros atendían las mesas.


Nada más lejos de la realidad, pues equipados con PDA`s el servicio era rápido, siendo curioso el timbre dispuesto en el servilletero para hacer el aviso o cancelarlo sin tener que esperar.

La carta de tapas es amplia, mostrando una cocina tradicional con tapas de toda la vida entre las que había carne en salsa, callos, boquerones… un poco de todo, ofreciendo la posibilidad de elegir hasta dos variedades por mesa.


Pedimos una cerveza y un vino sin alcohol, bebidas que sirvieron en copa y como tapa para acompañarlas dos brochetas de pollo. Unas brochetas que vinieron acompañadas de patatas fritas y se completaban con pimiento y cebolla.


De aspecto apetecible, resultaban algo sosas, pero siempre es mejor quedarse escaso de sal a terminar salado ¿no?


El calor y las sillas de plástico (deberían tomar nota en muchos sitios y optar por madera o materiales perforados para evitar el calor) hicieron que no tardásemos en pedir una segunda ronda.


Repetimos con un vino sin alcohol (que solo llevaba un cubito) y otra cerveza, eligiendo esta vez dos tapas distintas.


De esta forma pedimos un montadito de lomo con queso y ensaladilla rusa. Tardaron muy poco y dado que algunos platos estaban calientes pensamos que son tapas ya hechas solo para calentar.


En el caso de la ensaladilla rusa, esta resultaba muy escasa, siendo una pequeña bola, cuya falta de tamaño se cumplimentaba con el añadido de una croqueta, lechuga y patatas chips.




No eran excesivamente grandes pero si que resultaban del tamaño adecuado para acompañar la cerveza. Además, nadie en ningún momento hacía ademán por preguntar si queríamos otra, algo que siempre es de agradecer en una terraza.

Con la noche bien entrada decidimos pedir la cuenta. Un total de 8 euros, 2 por consumición siendo indistinto lo que pidamos, un precio razonable en una terraza aunque ligeramente más caro que el que ofrece su vecino, el bar Molinero.

Una terraza más que añadir a nuestra lista que esperamos probéis dejando vuestra opinión al respecto.  La semana que viene con dos visitas y recomendaciones pendientes, nos quedaremos en el centro, así que no te lo pierdas.


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.

También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.
 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.